Enter your keyword

Blog

Las diferencias entre los Test Genéticos y Test de Intolerancias alimenticicas (test Alcat)

Test de intolerancias alimenticias

Las pruebas de intolerancias alimenticias o de “citotoxicidad alimentaria” están basados en el análisis de los cambios que se producen en el número, el tamaño y el volumen de las distintas partículas celulares presentes en el tejido sanguíneo: linfocitos, granulocitos y plaquetas (cada análisis particular puede utilizar distintos de entre estos elementos) cuando la muestra de sangre es expuesta in vitro a una serie de extractos de alimentos y/o aditivos alimentarios. Tras la extracción de sangre, y la exposición a los alimentos y aditivos y su correspondiente periodo de incubación, las células sanguíneas son analizadas y comparada su morfología con la que tenían en origen (antes de la exposición). De esta manera, la muestra que presente cambios en la morfología de las células observadas, se interpreta como un resultado conflictivo. Con estos resultados, los alimentos y aditivos que hayan originado algún cambio en las células, se categorizan como causantes de intolerancia y se excluyen de la dieta y el resto permanecen como alimentos tolerados al considerarse no conflictivos. Posteriormente, tras un periodo de abstinencia variable de los alimentos conflictivos estos podrán o no reincorporarse paulatinamente a la dieta.

Hasta la fecha no existe ninguna sociedad clínica de prestigio internacional que apoye estos test, es más, alegan que son ineficaces y nada útiles para los fines propuestos (mayoritariamente ofrecidos para pérdida de peso). Además los resultados que nos dan no son reproducibles y sólo tienen validez para un tiempo determinado (más bien te están midiendo en ese momento determinado de tu vida una alergia concreta o una hipersensibilidad, más que una intolerancia alimenticia que se pueda tener).

Test genéticos

Como bien define el Dr. Macías, la Nutrigenética nos da la respuesta a la detección precoz de posibles variantes genéticas que pueden derivar en diferentes patologías. Esta se ocupa de identificar la asociación de estilos de vida o hábitos alimentarios particulares con el desarrollo, no sólo de patologías complejas como las enfermedades cardiovasculares, sino también de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes y numerosos tipos de tumores.

Con los test genéticos analizamos la información genética, única de cada individuo. Los resultados son de por vida y por tanto reproducibles.

Por tanto el estudio genético nos ofrece realmente los datos necesarios para cambiar la dieta y prevenir las enfermedades, mientras que el test Alcast tan sólo da una información puntual en un determinado momento de nuestra vida.

Abanico de posibilidades de la Nutrigenética

Las intolerancias alimentarias son de difícil diagnóstico. Hay problemas frecuentes, como alteraciones digestivas, cansancio, cefaleas, … a los que no se le presta mucha atención y están íntimamente relacionadas con intolerancias a alimentos. El estudio genético nos permite definir una predisposición genética hacia la enfermedad, posibilitando un cambio en los patrones dietarios individuales de forma preventiva para evitar la aparición de los síntomas

  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia a la histamina
  • Intolerancia al gluten (enfermedad celiaca)
  • Intolerancia a la fructosa
  • Dietgenetic (Dieta adecuada)

Mediante el estudio genético individualizado conoceremos como reacciona el organismo frente a los diferentes macro y micronutrientes (carbohidratos, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales) y cómo consumiendo un tipo u otro podemos prevenir la aparición de enfermedades: obesidad, diabetes tipo II, problemas cardiovasculares, etc. Con estos datos podemos personalizar nuestra dieta totalmente.

 

Fuente del artículo: www.saludgenetica.wordpress.com

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.